¿Cómo se mide el éxito de los sistemas de información?

exito-sistemas-informacionEn el tiempo, la medición del éxito de los sistemas de información se ha hecho de distintas formas, inicialmente se ha medido calculando el retorno de la inversión asumiendo que los sistemas en sí mismos proporcionan beneficios. En otros casos se ha medido la satisfacción de los usuarios en relación al sistema implementado. Estas mediciones no han sido suficientes para acercarnos a determinar el éxito de los sistemas en la empresa.

La inversión en sistemas de información y la satisfacción de los usuarios no es suficiente, el éxito de los sistemas de información se mide realmente por el uso amplio y extenso que tenga en la empresa, que la organización lo haya asimilado dejando de lado los sistemas y mecanismos usados hasta ese momento. Hay tres condiciones que son necesarias para que en efecto se propicie el éxito de los sistemas de información, estas son:

  1. La información que esté dentro del sistema debe ser de calidad, en el sentido que debe ser confiable, debe estar presentada de manera real, debe ser oportuna y ha de estar disponible.
  2. El sistema debe ser funcional para lo que verdaderamente se necesita. Debe ser útil para las cosas que se van a hacer. No necesariamente debe tener una cobertura total, pero debe ser suficiente para lo que se necesita.
  3. Que el área de sistemas tenga un desempeño de calidad asociado al servicio que ofrece para la empresa en su conjunto, así como que la gestión de infraestructura y activos de información que tienen bajo su cobertura.

La asimilación del sistema en la organización para lograr su uso dependerá de varios factores, pero uno es tal vez el más importante: la influencia de la gerencia en el uso del sistema de información y en la calidad de los datos, la funcionalidad y el servicio. La Gerencia a través de su conducta genera en los usuarios una motivación para el uso del sistema, desde la preocupación por la adecuada capacitación de los usuarios, hasta el conocimiento de las principales funcionalidades que deben ser usadas.  Fomentar su uso para una evolución adoptando las nuevas funciones que trae el nuevo sistema.

Los beneficios que se pueden medir desde la perspectiva de la productividad están en dos niveles, a nivel individual y a nivel agregado u organizacional. En el nivel individual se espera que los beneficios permitan a la personas hacer el trabajo con mayor eficiencia y eficacia, tal vez incrementar el grado de complejidad y cobertura de sus funciones. A nivel organizacional, procesos mejor controlados, más ágiles y certeros. El efecto de estos beneficios puede luego asociarse a mejores índices de producción, eficiencia a nivel de costos y mejor capacidad para una mayor cobertura de mercado.


Alejandro MagditsAlejandro Magdits
Socio de Consultoría Digital, EY

email

linkedin

Socio de Consultoría Digital en EY Perú, con más de 20 años de experiencia en organización, procesos y gestión de la información. Tiene experiencia en la utilización de modelos de referencia BPMN, PMBOK, COBIT, ITIL, ISO 27001, ISO 15288-9, ISO 31,000 y OCTAVE. Ha liderado o participado en proyectos a nivel internacional en Estados Unidos, Suiza, Colombia, Ecuador y Argentina.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s