La potencia de la formación dual

La potencia de la formación dual

No es un secreto que el empleo juvenil es una gran preocupación; a 2016 cerca de 10 millones de jóvenes de América Latina –entre 15 y 24 años- se encontraron buscando empleo sin conseguirlo, de acuerdo con los últimos datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el Perú, se estima que 300.000 jóvenes engrosan la población económicamente activa cada año, aunque habría que describirla mejor como aquella disponible para el trabajo, y que toma no menos de 1,5% del PIB peruano el poder absorberla en siquiera igual situación de empleabilidad que la PEA anterior.

Si a esto aumentamos la brecha educativa y técnica, podemos hacer una correlación directa entre la falta de mano de obra calificada con el desempleo, que nos juega muy en contra en economías emergentes como la nuestra.

No existe la panacea a este problema, pero podemos trabajar bajo estrategias que prometen mitigar, en conjunto, ambos factores (déficit educativo y desempleo), y a la vez alinear la nueva fuerza laboral a lo que el mercado demanda. Una de estas alternativas es el sistema de formación dual: un conjunto de acciones e iniciativas formativas bajo régimen de alternancia entre el centro educativo y la empresa –es decir, de formación y de empleo-, que tiene por objeto innovar en el modelo educativo al formar a jóvenes combinando la formación teórica en los centros de estudio, con la formación práctica desarrollada directamente en la empresa. Entre sus beneficiarios se cuentan, obviamente, a los alumnos y empresas, pero esencialmente la sociedad por sus aporte a la economía, gobierno, centros educativos, conocimiento, productividad, paz social, etc.

Este sistema viene siendo llevado con éxito en países como Alemania, Austria, Suiza, Reino Unido, Corea del Sur, Chile, Costa Rica, entre otros. Si bien en América Latina es algo reciente, ya viene siendo implementado con éxito. Claramente, este sistema necesita ser personalizado según la realidad de cada país, y su estructura y objetivos finalmente son los mismos: desarrollar las capacidades de los estudiantes, ofrecer mano de obra calificada de acuerdo con la necesidad de las empresas y con el incremento de la economía del país. Es por ello que la formación dual, junto con las pasantías y prácticas, ha sido incluida como parte de las estrategias del Acuerdo por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífico (AdP), que espera beneficiar a más de 17.000 jóvenes de los cuatro países miembros (Chile, Colombia, México y Perú). Al día de hoy, en la AdP 37 empresas se han adherido a este acuerdo: se espera que para 2019 los escolares entre 14 y 17 años, según cada país miembro de la AdP, escojan alguno de los oficios de su interés –solo en Alemania la lista es de 350 oficios en diferentes ramas-, y la enseñanza se distribuye entre la teórica (colegio) y práctica (empresa). Así, los jóvenes estudian normalmente tres días a la semana y los otros dos días lo pasan en la empresa, en la que van poniendo en práctica lo aprendido, conociendo el entorno laboral y especializándose cada vez más, en lo posible en áreas donde la mano de obra calificada es escasa y demandada por el mercado. Incluso, al terminar este sistema de formación, se les adjudica un certificado sobe su expertise logrado. El trabajo es remunerado y en algunos lados es asumida al 100% por la empresa; otras veces resulta compartido con el Gobierno. Cabe resaltar que el éxito dependerá de su correcta implementación, tomando en cuenta la realidad de cada país, cultura de trabajo y el apoyo de los actores de este sistema. Un nuevo ejemplo, en el marco de la AdP, de cómo el Gobierno y el sector privado pueden trabajar de la mano para el desarrollo del país, mediante el apoyo e inclusión de los jóvenes en el empleo.

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Paulo PantigosoPaulo Pantigoso
Country Managing Partner, EY

email

linkedin

Country Managing Partner de EY Perú. Responsable de liderar junto con 50 socios y directores a más de 1,200 profesionales expertos en los servicios de la firma. Es editor de la “Guía de Negocios e Inversión en el Perú” elaborada en conjunto por EY Perú, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Proinversión; y editor de la Guía de Negocios y Emprendimiento “Crecer”, dirigida a orientar a los emprendedores en los negocios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s