Rompiendo los mitos del endeudamiento

Rompiendo los mitos del endeudamiento

A lo largo del tiempo, algunas empresas han rechazado la idea de endeudarse accediendo a financiamiento, considerando los intereses como un costo adicional que podría afectar la economía de la organización. Sin embargo, hoy en día el empresariado peruano está descubriendo las verdaderas ventajas que ofrece el endeudamiento para el logro de sus objetivos.

Suena paradójico, pero es cierto. Asumir una deuda (que genera intereses en el tiempo) a veces puede atraer mayores beneficios financieros para la empresa y a la vez contribuir con su crecimiento, situación que aparentemente muchas pequeñas y medianas empresas peruanas han logrado entenderlo. De un total de alrededor de S/. 240 mil millones de créditos en el sector bancario, las medianas, pequeñas y microempresas peruanas acceden al 23% del total de créditos, mientras que las empresas corporativas y grandes a alrededor del 40%.

¿Cómo nos endeudamos en el Perú?

El financiamiento en el Perú se puede clasificar en 2 grandes grupos: créditos y mercado de valores. Los créditos se refieren a los préstamos que las empresas solicitan a alguna entidad; y el mercado de valores se refiere básicamente a los instrumentos de renta fija cotizados en los mercados de capitales.

Históricamente, la modalidad de endeudamiento por crédito domina la preferencia de las empresas en el país. Por ejemplo, los créditos otorgados a las empresas que se ubican en alrededor de S/. 240 mil millones, superaran ampliamente al financiamiento otorgado en el mercado de valores que al cierre del 2016, alcanzó los S/. 6 mil millones aproximadamente. Se espera que en el Perú, el financiamiento a través del Mercado de Valores se vaya incrementando en el tiempo.

Pero, ¿dónde está el lado positivo de asumir una deuda?

En principio, es importante hacer la diferencia entre las finanzas personales, en donde las personas suelen solicitar un crédito para cubrir vacíos en sus gastos, y una empresa, que por el contrario suele solicitar créditos para financiar su crecimiento. Desde esta perspectiva, el endeudamiento que soporta el crecimiento de una empresa se otorga en un entorno favorable, tanto para la organización que lo solicita, como para la institución que ofrece el dinero. Las empresas que han solicitado un crédito generalmente han sido evaluadas para comprobar su capacidad de generar ingresos suficientes para cubrir la deuda. De otro lado, las empresas que buscan su desarrollo necesitan una inversión extra que les permita incrementar su capacidad productiva, contratar personal calificado, mejorar su infraestructura, entre otros. Y para ello, el crédito es la forma ideal de apalancar fondos.

¿Por qué el crédito es favorable para las finanzas?

Por lo general, las empresas consolidadas cuentan con financiamiento mixto, compuesto por el patrimonio de los inversionistas/accionistas y créditos otorgados por terceros. Es posible que muchas empresas piensen que la inversión para el crecimiento o expansión de una empresa debe venir directamente de los accionistas para evitar los costos de interés que generan los créditos financieros.

Sin embargo, el costo financiero del financiamiento de los accionistas es mayor que el costo financiero de la deuda. Es por ello que, en un escenario de crecimiento o expansión, se recomienda realizar una evaluación detallada de las alternativas de endeudamiento con las que cuenta la empresa y no temer a los intereses que puedan generar algunas fuentes de financiamiento.

Beneficios colaterales

Además de los mencionados, una empresa que crece a paso firme y es constantemente evaluada por fuentes de financiamiento, es visible para otros inversionistas que más adelante pueden interesarse en su modelo de negocio. Adicionalmente, es sabido que un historial crediticio favorece a que gradualmente el costo de los intereses vaya disminuyendo por la disminución de riesgo de la empresa.

No solo los créditos son necesarios

Si bien los créditos son necesarios, es recomendable que haya una combinación de fuentes de financiamiento, entre patrimonio colocado por accionistas y créditos solicitados a terceros. La ausencia de uno de ellos puede generar un desequilibrio en el negocio.

Cabe mencionar el caso de aquellas empresas que recién nacen (como una start-up). Por lo general ellas solo cuentan con patrimonio de los inversionistas (propietarios de la empresa o familiares) y es algo que en esta primera etapa es normal y recomendado.

No obstante, es recomendable que en su proceso de crecimiento la empresa sea asesorada para empezar a modificar sus finanzas, lograr una estructura de capital óptima y mejorar su gobierno corporativo. De lo contrario, el crecimiento podría verse afectado por la falta de fuentes de fondeo o de una estructura óptima de capital que permita a la empresa lograr sus objetivos de crecimiento y de eficiencia financiera en el corto plazo.

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


jorge-farfan-600pxJorge Farfán
Gerente Senior de Transacciones y Finanzas Corporativas, EY

email

linkedin

Gerente Senior de Transacciones y Finanzas Corporativas de EY Perú. Con más de 10 años de experiencia en banca de inversión, especializado en fusiones y adquisiciones, financiamiento de proyectos y consultoría estratégica. Posee experiencia en el sector financiero, microfinanciero, minero, retail, entre otros. Es MPA de Columbia University, posee una Maestría en Finanzas de la Universidad del Pacifico y es Bachiller en Economía de la Universidad Católica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s