Bitcoin: ¿qué tanto conocemos acerca de las criptomonedas?

Bitcoin: ¿qué tanto conocemos acerca de las criptomonedas?
En 2008 un programador anónimo conocido como Satoshi Nakamoto publicó un paper que luego daría vida al uso del bitcoin. Han pasado muchos años, pero aún sigue siendo un concepto abstracto y complicado de entender. Surgen interrogantes respecto a su uso, cómo y quien determina su precio, cuál es su valor, cómo funciona una transacción, entre otras preguntas,  sin embargo no es tan complejo como parece. A continuación explicaremos un poco más sobre el concepto, cómo funciona y cómo se utiliza.Bitcoin es una moneda digital que tiene las mismas propiedades que otras divisas como el Dólar, Euro o  Sol, sólo que no podemos guardarla en nuestras billeteras tradicionales. Podríamos decir que Bitcoin es a dinero físico, como email es a correo físico.

¿Moneda digital?

Las divisas le corresponden a un determinado país: el Sol le pertenece al Perú, y solo pueden ponerse en circulación los billetes que el Banco Central de Reserva del Perú autoriza. Lo mismo ocurre con los Dólares en Estados Unidos o el Euro en la Eurozona. Sin embargo, una moneda digital como bitcoin es abierta y no tiene un gobierno o ente único que la controle.

Al no tener un ente regulador ni intermediarios que realicen las transacciones, requiere un robusto sistema de seguridad que nos permita saber que las monedas están protegidas, y de hecho este “sistema” es probablemente la mayor innovación detrás del modelo de bitcoin: la tecnología blockchain.

Aún más dudas, ¿blockchain? ¿criptomoneda?

Blockchain es el nombre que recibe la tecnología que se aplica para gestionar las transacciones que se realizan con bitcoins sin un intermediario centralizado (como un banco o PayPal). Es una tecnología realmente revolucionaria, y muchos la califican como el “nuevo internet”. Sin ser para menos, es la primera tecnología que permite manejar activos digitales (cualquier activo digital, no sólo bitcoins) de manera descentralizada, segura y sin intermediarios.

Normalmente cuando realizamos transacciones en internet, requerimos de un intermediario que valide cada transacción (con un costo asociado) para asegurar que el dinero no se esté gastando dos veces y que efectivamente quien realice la transacción tenga el dinero. En cambio, Blockchain permite que este proceso sea distribuido brindando el control a los propios usuarios, por medio de un libro de transacciones (ledger). Este libro es compartido, replicado, inmutable y distribuido en internet, métodos avanzados de criptografía (hashing) con protocolos de transmisión de información y aprobación de transacciones (redes de “mineros”).

Así definimos Bitcoin como una criptomoneda, porque cada operación registrada en el blockchain debe ser encriptada, es decir, recibe un código formado por una combinación de números realizados por la computadora y siguen unas determinadas reglas para que el código sea válido. En ningún momento interviene la mano del ser humano.  

No es la única moneda

Así como en el mundo físico existen cientos de monedas, en el mundo digital Bitcoin es sólo una de ellas. Ethereum, Ripple y Litecoin son solo algunas otras criptomonedas existentes y que muchas personas ya usan para comprar productos o servicios y realizar transacciones.

Fuera de lo complejo de la tecnología que soporta las criptomonedas, el resto es más sencillo de entender ya que funciona como una moneda tradicional. Es posible intercambiarlas entre ellas aunque cada una tenga un valor distinto.

De la misma manera cuando cambiamos de soles a dólares, valiendo una moneda más que la otra, lo mismo ocurre en las divisas digitales. Bitcoin es una de las más conocidas a nivel mundial debido al alto valor que ha obtenido en los últimos meses. Actualmente 1 bitcoin equivale a aproximadamente US$ 9,500.

¿Qué puedo comprar con criptomonedas?

Si bien sólo un 3% de la población de Estados Unidos es dueña de algún tipo de criptomoneda (uno de los países con mayor penetración), la cantidad de bienes o servicios que pueden ser pagados con monedas digitales y la facilidad con la que pueden ser intercambiadas entre sí es cada vez más importante.

Comprar bitcoins u otra criptomoneda es tan sencillo como bajarse una aplicación en el celular, registrarse con un usuario y password, luego registrar una tarjeta de crédito y comprar. La billetera de bitcoin más usada es CoinBase. Lo que podamos comprar con ellas depende de los establecimientos que acepten ese tipo de pago. Por ejemplo, es posible comprar desde una pizza, hasta reservar habitaciones en hoteles. Entre otros ejemplos, la empresa Virgin Galactic ofrece viajes al espacio exterior por el equivalente de US$ 200,000 en bitcoins.

Lamentablemente en Perú no sólo es difícil encontrar algún comercio que acepte pagos en criptomoneda, pero también es altamente difícil comprarlas ya que las billeteras de Bitcoin más confiables aún no ofrecen servicios aquí.

¿Por qué el Bitcoin viene siendo atractivo?

Como la mayoría de monedas hoy en día, el valor de las mismas está basado en la confianza que el mercado les tiene. Las propiedades de bitcoin tales como i) facilidad de transacción: bajo costo de uso y no requerir intermediarios terceros, y ii) medio de protección de valor: al no ser inflacionaria (también conocida por sus promotores como “oro digital”); hacen que tenga una buena aceptación en estos días. Sin embargo, probablemente la mayor causa del precio actual es sólo expectativa de que la promesa de bitcoin y sus propiedades será aceptada de manera más generalizada.

La apreciación del precio de la monera desde el 2010 es extrema (aunque altamente volátil también). La primera transacción de bitcoin fue en la compra de 2 pizzas que al precio de bitcoin de hoy cada una valdría US$ 30 millones.

Lo más recomendable es siempre tomar una decisión informada, sea que confíe o no en las ventajas y promesas de las criptomonedas. Tal vez un primer paso es entender la tecnología que las soporta y por qué tendrían un mejor use-case que otra moneda. En mi opinión blockchain llegó para quedarse, sin embargo cada criptomoneda, como bitcoin, tiene un valor y una vida sumamente volátil, que así como puede llegar a ser muy valiosa en el futuro, también puede desaparecer en cualquier momento  si la gente deja de confiar en ellas.

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Alejandro CarranzaAlejandro Carranza
Gerente Senior de Consultoría, EY 

email

linkedin

Senior manager de consultoría para la industria financiera (FSO) de EY Perú, MBA del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Cambridge. Más de 12 años de experiencia en consultoría, estrategia, capital riesgo y data analytics. Actualmente es responsable del desarrollo de un laboratorio de optimización de ingresos que atiende a clientes de servicios financieros alrededor del mundo.