¿Bitcoin es una burbuja especulativa o la inversión del futuro?

¿Bitcoin es una burbuja especulativa o la inversión del futuro?
En mi artículo anterior llamado “Bitcoin: ¿qué tanto conocemos acerca de las criptomonedas?” (donde explicábamos el potencial y las características de esta moneda), el valor de un Bitcoin oscilaba entre $5,000 y $6,000. En pocas semanas su valor se triplicó y luego cayó abruptamente.

Estas variaciones de precio no son nuevas, y la apreciación en los últimos años ha sido enorme y miles de personas se han hecho millonarias. Por ejemplo, un joven estadounidense, Erik Finman, compró US$1,000 de Bitcoins a los 12 años en 2011 y ahora con 19 años es multimillonario.

La promesa del dinero rápido siempre va a tener seguidores y con la expectativa de retornos similares, pero ¿Por qué esta moneda virtual continúa dibujando una curva de acelerado crecimiento en tan corto tiempo? ¿Será una burbuja de ilusión que pronto se reventará afectando a aquellos que invirtieron sus ahorros en ella?

¿Una inversión o un juego?

Bitcoin es una moneda que existe en el mundo digital que se caracteriza por no estar respaldada por ningún gobierno ni depende de la confianza de un emisor central; se le atribuye una seguridad inquebrantable para sus transacciones y almacenamiento (tecnología Blockchain). Al no ser centralizada ni controlada por ningún organismo, su precio sólo es un reflejo del mercado. Si bien muchas personas tienen teorías del valor futuro de la misma, el precio al día de hoy pareciera estar sobre todo reflejada en que las promesas futuras se cumplan y sobre todo en una apuesta a que el precio siga aumentando.

Por un lado, al ser la criptomoneda con mayor adopción, existe la posibilidad de que sea ampliamente usada en el futuro para transacciones comerciales y que su valor efectivamente sea mucho mayor que el precio que hoy vemos cotizado. Si asumimos que el valor de un Bitcoin se respalda en ser la moneda utilizada para hacer transacciones que actualmente se realizan con monedas como el dólar, el valor de la misma podría estar en los millones de dólares (dependiendo de la adopción que usemos para estimarla). Sin embargo, este argumento se soporta en la creencia que efectivamente podrá reemplazar (al menos parcialmente) a otras monedas, y que su caso de uso será lo suficientemente superior para lograr la adopción necesaria.

Por otro lado, múltiples riesgos existen para que esta promesa no se cumpla. Listo algunos ejemplos a continuación.

Riesgos que afectan la adopción

Riesgo de “burbuja”: El precio actual es una consecuencia del mercado sopesando las fuerzas antes mencionadas y tratando de estimar el valor futuro, pero también tratando de estimar el valor que otros compradores crean que puede tener, y es tal vez éste el mayor riesgo de una burbuja de Bitcoins (y en general de las criptomonedas). Cuando los compradores sólo invierten porque creen que otros llegarán luego para comprarla a mayor precio y sin ninguna justificación adicional, lleva a que el comprador sea muy sensible al más mínimo decrecimiento de precio y que lo lleve a liquidar su posición. Esto explica la gran volatilidad que tiene la moneda en el mercado y genera el riesgo de que una burbuja explote, y que condene a una buena solución tecnológica a que se tenga temor de utilizarla.

Riesgo de gobierno: a pesar de que la solución tecnológica pueda ser robusta y aceptada por el mercado, es posible que un mal manejo en el diseño de los incentivos y gobierno de la moneda lleve a que se pierda confianza en la misma, así como ocurrió unas semanas atrás con la también famosa criptomoneda IOTA.

Riesgos de seguridad: la tecnología blockchain es sumamente segura, sin embargo los sistemas satélite de Bitcoin como por ejemplo los wallets o los exchanges han sufrido diversos ataques y que a medida que la moneda tenga un mayor valor, estos espacios probablemente sufrirán más ataques. Desde asaltos a mano armada para robar wallets físicos y sus claves, hasta hackeos de exchanges de Bitcoins en diferentes países.  

Como concluíamos en el artículo anterior, el blockchain sigue siendo una promesa importante, sumamente segura y con potencial para que diferentes sistemas de incentivos se construyan sobre el mismo. Bitcoin por su parte tiene mucho potencial y riesgos, que se traducen en su volatilidad de precio actual. Nadie sabe el valor que llegará a tener en el futuro para la sociedad, pero sin duda se terminará reflejando en su precio.

Haga clic en la imagen para agrandar

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Alejandro CarranzaAlejandro Carranza
Gerente Senior de Consultoría para la Industria Financiera, EY 

email

linkedin

Senior manager de consultoría para la industria financiera (FSO) de EY Perú, MBA del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Cambridge. Más de 12 años de experiencia en consultoría, estrategia, capital riesgo y data analytics. Actualmente es responsable del desarrollo de un laboratorio de optimización de ingresos que atiende a clientes de servicios financieros alrededor del mundo.