La importancia de la infraestructura en el desarrollo del Perú

La importancia de la infraestructura en el desarrollo del Perú

Es realmente alarmante e inaceptable el incremento en nuestras cifras de pobreza. Según el INEI, la pobreza monetaria afectó al 21.7% de la población del país en el 2017, un punto porcentual más que en el 2016. No se trata tan solo de cifras, se trata de 375 mil peruanos que no cuentan más con los recursos necesarios para poder satisfacer sus necesidades básicas.

La infraestructura es uno de los principales motores del crecimiento económico, sostenible e inclusivo. Y esto último es de gran relevancia, pues no solo se trata de crear riqueza, sino de atender necesidades y generar bienestar en el largo plazo para la mayor parte de la población. En ese sentido, el cierre de la brecha de infraestructura es una tarea prioritaria de cara a mejorar la calidad y eficiencia de los servicios públicos ofrecidos por el Estado.

Como parte de esta labor, en las últimas décadas se han fomentado las concesiones, hoy llamadas Asociaciones Público Privadas (APP)[1]. A través de este mecanismo se busca implementar proyectos de infraestructura pública y/o servicios públicos, usando los recursos y la experiencia del sector privado, y a su vez manteniendo la regulación del sector público en beneficio de los usuarios. ¿La idea es buena? En definitiva sí. Los recursos siempre son escasos y es más conveniente que el Estado se enfoque en realizar una regulación y supervisión adecuada, y que deje al sector privado traer conocimientos y tecnología para una mejor provisión de los servicios.

Es esencial para el éxito de una APP una adecuada asignación de riesgos, de tal manera que se logre la alineación de los incentivos de las partes. ¿Qué quiere decir esto? Que ambas partes del contrato, pública y privada, tengan incentivos para actuar de tal manera que el usuario sea el más beneficiado. Así por ejemplo, si se establecen penalidades adecuadas por incumplimientos en los niveles de servicios de una carretera, el concesionario se preocupará de construir con la calidad adecuada y de realizar un mantenimiento oportuno, de tal manera de no incurrir en sobrecostos innecesarios. Asimismo, en proyectos que requieren de aportes públicos, si se establecen intereses moratorios, el concedente estará incentivado a no atrasarse ni un día en el pago, evitando así la suspensión de los servicios. La lista de ejemplos podría ser infinita.

¿Y qué ha pasado entonces? Día a día escuchamos problemas en los distintos proyectos implementados a través de una APP. Las razones son diversas, y en definitiva el escándalo Lava Jato y la inestabilidad política han tenido un impacto muy fuerte en la confianza de la población ante las autoridades públicas, así como en la economía del país. Se podrían nombrar otras razones como la falta de capacidad de los funcionarios públicos para las renegociaciones contractuales, deficiencias o vacíos en el diseño y regulación, cuestionamientos injustificados, etc. Pero el hecho es que ambas partes no siempre se encuentran incentivadas a trabajar en beneficio de los usuarios.

Y es así que debemos revertir la situación y con urgencia. Es deber del Estado trabajar en el fortalecimiento de la capacidad institucional para tener un Estado altamente calificado que sirva de contraparte en los proyectos. El problema es estructural, no cabe duda, y es que la educación no solo se refleja en adecuados conocimientos técnicos sino también en nuestros valores. El nuevo gobierno se avecina con esperanza, y debe tener presente que hoy por hoy las reformas de largo plazo para el desarrollo de infraestructura se deben acompañar de acciones de corto plazo. No hay días que perder, más aún en el actual contexto de baja en el crecimiento económico.


[1]  En estricto una APP puede ser un proyecto de concesión u otras modalidades permitidas por Ley.

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Myriam-BandaMyriam Banda
Gerente de Infraestructura, EY 

email

linkedin

Gerente del área de Infraestructura en EY Perú. Se ha especializado en Asociaciones Público Privadas, concursos públicos, Project Finance y análisis de riesgos. Ha brindado asesoría en proyectos de infraestructura aeroportuaria, portuaria, ferroviaria, logística, transporte urbano, saneamiento y energía, a nivel de diseño del esquema de negocio, modelación económica financiera, definición de las variables del concurso y promoción de los proyectos. Posee amplia experiencia en el sector público peruano, así como en consultoría de transacción tanto en el mercado local como internacional.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s