¿Cómo beneficiará la nueva Ley de Cooperativas al sistema financiero?

¿Cómo beneficiará la nueva Ley de Cooperativas al sistema financiero?

Desde hace más de 20 años las cajas forman parte del sistema financiero peruano manejando un sistema inspirado en el modelo alemán donde entidades públicas como municipios cumplen el rol de accionistas y tienen como principal objetivo ayudar en la inclusión financiera y reducción de la pobreza.

A diferencia de Alemania, donde todas las cajas están consolidadas, el modelo de cajas en el Perú es particular y las cajas municipales pueden llegar a competir entre ellas. A pesar de no contar con un sistema de cajas unificado, éstas han evolucionado rápidamente y se podría decir que si se sumaran sus ingresos, colocaciones y depósitos lograrían ser el quinto banco en el Perú, después de los que lideran el mercado.

Del mismo modo que las cajas de ahorro fueron creciendo velozmente gracias a las necesidades del mercado, se creó un sistema paralelo: las cooperativas. La diferencia principal es que las cajas además de la inclusión financiera también buscan rentabilidad, mientras que las cooperativas fueron creadas para ayudar a sus socios sin buscar rentabilidad de por medio. Por ello, a pesar de realizar intermediación financiera, no eran reguladas por la SBS; lo que generaba que se les vincule en casos de lavado de activos por minería ilegal, narcotráfico, entre otros.

Hace poco se aprobó la Ley de Cooperativas, que le permitirá a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) supervise a estas entidades. Con esta medida se busca establecer una mejor gobernanza en las cooperativas y transparentar sus procesos.

Impactos positivos de la Ley de Cooperativas en el sistema financiero

El principal objetivo de esta ley es reestablecer el gobierno corporativo de las cooperativas, evitando que personas no apropiadas puedan formar parte de sus accionistas. Según las normas de la SBS, para formar parte del directorio será necesario tener idoneidad técnica y moral, es decir, solo aquellos que tengan experiencia realizando intermediación financiera, captación de depósitos, invirtiendo y colocando fondos podrán ser parte de los directivos.

Estos cambios podrían generar algunos inconvenientes internos en las cooperativas en un inicio aunque las ayudará a largo plazo, ya que contar con personas de experiencia a cargo de la estrategia beneficiará el crecimiento del negocio.

Otro impacto positivo de la ley es que cada cooperativa deberá tener un fondo de seguro de depósito que cubra sus ahorros, lo que generará mayor confianza en el público y encontrará en las cooperativas una alternativa adicional y confiable para ahorrar.

En ese sentido, las cajas y cooperativas ofrecerán cubrir necesidades similares, por lo que tendrán que generar ciertos incentivos para atraer al público. Esto incentivará la competitividad y la diversificación del mercado.

Definitivamente la nueva ley provocará un impacto positivo en el sector financiero. Además de incentivar el ahorro, traerá consigo nuevas y más competitivas tasas de colocaciones. Sin embargo, así como muchas cooperativas mejorarán su modelo de negocio para ser más rentables, es natural que tras una medida de este tipo, habrán otras que no podrán adecuarse a la norma y posiblemente salgan del mercado.

Lineamientos éticos que deberán seguir las cooperativas

Durante muchos años las cooperativas crecieron rápidamente sin normas. Ahora que serán supervisadas tendrán normas de conducta de mercado parecidas a las que rigen a los bancos y cajas. En ese sentido, tendrán que adecuarse a principios como: transparencia con la información, códigos de ética y códigos de conducta que incentivarán un sistema más transparente.

Las principales recomendaciones para las cooperativas partirían desde tres fundamentos. En primer lugar, el fortalecimiento de su reglamento de accionistas cooperativistas. En segundo lugar, a nivel de directorio, donde se tendrá que adoptar nuevos filtros para cumplir con la idoneidad técnica y moral que requiere la SBS. En tercer lugar, a nivel de mercado, donde se necesitará un buen manejo de conflictos de interés, gerencias y colaboradores mejor capacitados.

Por último, para aprovechar la coyuntura actual, la gran recomendación no es solamente fortalecer la gobernanza corporativa, sino aprovechar para redefinir sus estrategias de largo plazo.

Con los nuevos cambios regulatorios, las cooperativas se verán retadas a ser más competitivas en el sistema financiero y tendrán que mostrar una ventaja que los diferencie de las cajas y de la banca.  Asimismo, necesitarán invertir en transformación tecnológica y mejora de sistemas, lo que probablemente encarecerá algunos de sus servicios por el aumento de costo administrativo. Pese a los retos mencionados, los aspectos positivos son mayores a largo plazo porque esta nueva regulación las hará empresas sostenibles, con un sistema transparente, sano y ético.

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Oscar MereNuma Arellano
Socio de Consultoría para la Industria Financiera (FSO), EY 

email

linkedin

Socio de Consultoría para la Industria Financiera (FSO) en EY Perú, con 20 años de experiencia en prestar servicios de auditoría interna, control interno, asesoría de riesgos, optimización de procesos críticos, auditoría de estados financieros, auditorías de compra (“due diligence”) y tomas de control ( “take over”) de empresas. Miembro del Colegio de Contadores Públicos de Lima y del Instituto de Auditores Internos; y profesor del Programa “Diploma de Especialización en Auditoría” en la Pontificia Universidad Católica del Perú (desde el 2008).