Nuevas obligaciones tributarias para sucursales y establecimientos permanentes

Nuevas obligaciones tributarias para sucursales y establecimientos permanentes

A partir de este año, las sucursales y establecimientos permanentes (EP) de empresas no domiciliadas en el Perú tienen nuevas obligaciones tributarias. Han pasado a ser responsables solidarios del pago del impuesto a la renta por la venta indirecta de acciones de empresas peruanas que haga su matriz en caso ésta no cumpla con dicho pago.

Esto significa, entre otras cosas, que la SUNAT podrá requerir información relacionada a esa operación realizada en el extranjero; y en caso la sucursal o EP ubicado en el Perú no cumpla con entregarla, estará sujeto a la imposición de multas. La atribución de la responsabilidad solidaria a sucursales y EP de empresas no domiciliadas tiene como objetivo proteger la recaudación y disminuir la evasión tributaria.

Nuevos responsables

Como se sabe, desde hace varios años existe la obligación de pagar el impuesto a la renta por operaciones de venta de empresas no domiciliadas que tengan como activo subyacente acciones de empresas peruanas, bajo ciertas condiciones y requisitos establecidos en la ley tributaria. El responsable de ese pago es la empresa que realiza la venta. Sin embargo, como esa empresa no está domiciliada en el Perú, muchas veces la SUNAT no tenía herramientas de cobro ante el incumplimiento del pago. Con la atribución de la responsabilidad solidaria a las sucursales y EP de dichas empresas, la SUNAT ya tendrá a quién cobrarle. Se trata, entonces, de una herramienta para asegurar el pago del impuesto.

De esta forma, se crean nuevas obligaciones tributarias para estos responsables solidarios. La principal es la entrega de información ante el requerimiento de la SUNAT. La documentación que podrá ser solicitada por la autoridad tributaria es la vinculada al organigrama del grupo económico, los estados financieros de la empresa no domiciliada cuyas acciones se transfieren, libros y registros contables de la entidad extranjera, documentación que acredite el valor de mercado de las acciones involucradas, contratos que sustenten la transferencia efectuada, entre otros (D.S. 338-2018-EF).

Recomendaciones antes de una fiscalización

Es importante tener en cuenta que la entrega de esta información es obligatoria solo ante el pedido explícito de la SUNAT. No se trata que la sucursal o EP deba proporcionar esta documentación en todos los casos en los que se lleve a cabo una operación de venta indirecta de acciones en el extranjero.

No obstante, sí es recomendable que cada vez que se realice una operación de este tipo se procure contar con la información susceptible de ser requerida por el fisco. De esta manera, se evitan complicaciones posteriores.

Por último, hay que tener presente que la SUNAT cuenta con un plazo de cuatro años contados desde el primero de enero del año siguiente al que tuvo lugar la operación fiscalizada para solicitar la documentación mencionada.

 

Encuentra más temas de interés en nuestro “EY Perú Library“.


Humberto-AsteteHumberto Astete
Socio de Consultoría Tributaria, EY

email

linkedin

Socio de Consultoría Tributaria en EY Perú. Cuenta con más de 17 años de experiencia en el campo tributario, en temas de consultoría y planeamiento tributario en los sectores de: minería, energía, construcción e infraestructura, concesiones, retail, entre otros. Ha asesorado a diversas corporaciones internacionales en su ingreso al mercado peruano, así como en procesos de fusión, adquisición y reestructuración. Humberto es también miembro activo del Instituto Peruano de Derecho Tributario y de la Asociación Fiscal Internacional (IFA) Grupo Peruano.