Wavespace, mucho más que un laboratorio de innovación.

Wavespace,más allá de la innovación

En medio de un escenario cada vez más competitivo, las empresas constantemente buscan formas de mejorar e innovar sus procesos. Por ello, algunas empresas han destinado importantes inversiones en implementar espacios que incentiven la creación de nuevos modelos de negocio, que mejoren la experiencia del cliente, o que creen productos y servicios centrados en el cliente, conocidos también como laboratorios de innovación o iLabs.

Claramente esto es algo positivo, pero no necesariamente las organizaciones están capturando el valor deseado. Lo anterior se debe a diferentes factores, que se abordan en la creación de los Wavespaces de EY alrededor del mundo, que más que un laboratorio de innovación, son espacios de co-creación entre consultores y diferentes equipos de trabajo de las empresas que quieren encontrar soluciones y transformar sus negocios.

En este espacio convergen principalmente dos elementos: un ambiente que fomenta la creatividad y la co-creación; y metodología que ayude a enfocarla y sacar el máximo provecho de ella. Sobre el primero, dentro del Wavespace no existen jerarquías entre las personas que participan en las discusiones en torno al tema a tratar; todos los participantes tienen la misma oportunidad para compartir sus diferentes puntos de vista e ideas. Asimismo, hay herramientas audiovisuales, tanto tecnológicas como físicas, que impulsan la creatividad a través de los ejercicios que se desarrollan.

Sobre el segundo elemento, existe una metodología que tiene tres componentes y garantiza que se alcanzan resultados concretos:

  • Organización del día en torno a preguntas estratégicas muy bien diseñadas-
  • Contar con toda la información (interna, mercado, tendencias, benchmarks) necesaria para que las decisiones estén basadas en información y no solamente en opiniones de los participantes.-
  • Múltiple perspectiva, tanto de parte del cliente (distintos perfiles como accionistas y C- Level, pero también colaboradores en contacto directo con clientes, entre otros) así como expertos de diversas áreas de EY en temas relevantes para la discusión. Esto permite que la solución contemple diferentes perspectivas en su construcción y se pueda llegar no solamente a una solución mejor, sino sobretodo mucho más implementable).

El principal diferencial del Wavespace es que no solo es un espacio para desarrollar proyectos específicos con metodologías ágiles, sino que le permite a los equipos de trabajo construir y diseñar el futuro de la compañía y, a partir de esto, definir los lineamientos que después serán llevados a las mesas ágiles de trabajo en proyectos específicos. Sin embargo, de poco sirve tener todo lo anterior identificado si es que no existen ciertas condiciones dentro de la organización. Por ello, para que el proceso de innovación sea efectivo, es necesario tener cuenta las siguientes consideraciones.

1. Objetivo claro: El fin último no es innovar, es necesario definir qué buscamos con la innovación: Más eficiencia?, fuentes de crecimiento, mejorar la experiencia del cliente para fidelizarlo en un entorno mucho más competitivo, transformar el modelo de negocio para poder seguir siendo competitivo?.

2. Alineación entre los equipos de trabajo: Muchas veces hay desconexión entre las mesas de trabajo de proyectos de innovación y lo que están esperando los ejecutivos top de la organización. Es vital generar ese espacio de innovación pero teniendo en cuenta los lineamientos de la alta dirección.

3. Métricas correctas: Los indicadores financieros no son los adecuados para medir el progreso y beneficios producidos por la innovación desarrollada. Por lo tanto, se debería medir el avance a través de métricas de procesos de adopción y de impacto en los clientes, y no tanto de ROI en el corto plazo. Esto se debe a que en el corto plazo no siempre son los proyectos más rentables, pero sí lo serán en el largo plazo, o pueden llegar a ser lo que permitan que exista el largo plazo en algunas compañías, pues de no hacerlo saldrían del entorno competitivo..

4. Prueba y error: Estamos acostumbrados a no lanzarnos al mercado hasta no tener el producto 100% perfecto y probado. Sin embargo, en el ámbito de la innovación, si esperamos uno o dos años para salir al mercado, puede que la solución diseñada ya sea obsoleta. En ese sentido, hay que entender que en estos casos se trata más bien de procesos de prueba y error, trabajar sobre el Producto Mínimo Viable (MVP por sus siglas en inglés), y ajustes a lo largo del camino.

5. Cuestionar paradigmas: Es necesario que las personas que integren el equipo de innovación no tengan miedo al fracaso y que estén dispuestas a probar soluciones diferentes. En el ámbito de la innovación hay que estar dispuesto a equivocarse, pero en caso suceda, saber capitalizar este aprendizaje rápidamente.

6. Responsabilidad y metas definidas: Muchas compañías pretenden que las personas se dediquen a estos procesos ‒que pueden significar la transformación de la organización‒ lo hagan en sus ratos libres; y esto no funciona. No se trata de crear una gran área de innovación desconectada del negocio, sino de tener responsabilidades claras y recursos asignados a repensar el futuro del negocio mediante la palanca de innovación.

 

 

¿Quieres conocer más  sobre nuestro Wavespace? Lee nuestro artículo publicado en la Revista Execution.


Marco Orbezo 
Socio de Estrategia e Innovación en EY

email

linkedin

Cuenta con más de 15 años de experiencia brindando servicios de consultoría estratégica, comercial, operaciones y tecnologías de información. Ha participado en proyectos de estrategia, innovación y customer experience en el Perú y en el extranjero, en los sectores de salud, retail, alimentos, real estate, logístico, cementos, comunicaciones, banca y seguros, farmacéutico, educación, agroindustria, pesca, entre otros. Es Ingeniero de la Pontificia Universidad Católica del Perú y tiene un Executive MBA por INCAE y la Universidad Adolfo Ibáñez.

z.