¿Presupuesto base cero?

¿Presupuesto base cero?

Cada año, durante el último trimestre, las Gerencias Generales y Financieras de las compañías destinan buena parte de sus recursos para la preparación del presupuesto del siguiente año o periodo.  Normalmente, las compañías, cuando preparan dichos presupuestos, consideran sus gastos del año anterior y le aplican un porcentaje de crecimiento basado en ventas; sin embargo, esto genera que los gastos crezcan año tras año.

Un modelo de “Presupuesto base cero” (PBC), más que una metodología para la preparación de presupuestos es una filosofía para justificar costos y gastos, así como para su monitoreo continuo que permite obtener transparencia en el gasto y la posibilidad de que las compañías se adapten rápidamente a los cambios del mercado. Asimismo, obliga a que las compañías preparen año a año el presupuesto “desde cero”, cuestionando el por qué se genera cada gasto y creando un modelo de ahorro sostenible. Entre los beneficios del PBC están:

  • Establecer una infraestructura de gestión que facilite el control de los gastos
  • Posibilidad de ahorrar entre 15% y 25% de los gastos de administración y ventas, dependiendo del nivel de madurez en la organización
  • Mostrarle a las compañías ¿En qué están gastando? ¿Cómo y quién lo está haciendo?
  • Liberar recursos para invertir en la creación de valor, iniciativas de crecimiento y/o desarrollo de marca
  • Establecer responsables de gastos e inculcar una cultura de disciplina fiscal

Es importante mencionar que el PBC tiene ciertas desventajas inherentes en su implementación, que podrían hacerlo más o menos complejo y hasta poco conveniente en algunos casos. Por ejemplo:

  • Es costoso, complejo y demanda mucho tiempo (los presupuestos se reconstruyen anualmente desde cero)
  • Puede resultar demasiado costoso para empresas con escasos recursos
  • Requiere capacitación especializada y/o mayor personal para poder implementarlo
  • Puede ser disruptivo para las operaciones de la organización

Teniendo en cuenta las ventajas y desventajas del PBC se pueden proyectar los efectos de su aplicación o implementación, los mismos que podrían variar significativamente según la naturaleza, tamaño y cultura de una compañía. De hecho, es posible que no todas las compañías estén preparadas para la aplicación integral del PBC; en ese caso, un enfoque de implementación gradual o progresivo puede ser la mejor opción. Incluso, se podría iniciar con la revisión y presupuesto de aquellas tres o cuatro categorías de gastos (conceptos) que podrían generar ahorros inmediatos durante el año inmediato siguiente.

Para más información sobre el servicio de auditoría, visita nuestra página: https://www.ey.com/pe/es/services/assurance/accounting-compliance-and-reporting


Oscar MereÓscar Mere
Socio de Auditoría, EY 

email

Socio de la División de Auditoría en EY Perú. Cuenta con 17 años de experiencia en auditoría y asesoría de negocios a empresas de los sectores retail y consumo masivo, real estate, bancario, telecomunicaciones, comercial, entidades sin fines de lucro y proyectos de inversión en Perú, España y Ecuador.