Minería digital: ¿Qué se avizora para este 2020?

Minería digital: ¿Qué se avizora para este 2020?

La proyección para la minería a nivel mundial señala que este 2020 estará cargado de retos, oportunidades y riesgos para el sector. Una de sus grandes oportunidades será aprender (y aplicar) cómo las empresas apuntan preferentemente hacia una evolución digital. La tendencia señala que una de las grandes preocupaciones del sector minero global y peruano es descubrir cómo pueden ser más eficientes en su producción, reducir sus costos y maximizar sus utilidades para los accionistas.

El reto de la transformación digital es, para muchas empresas, capturar información de sus operaciones y utilizarla para mejorar la producción con los mismos recursos e, incluso, con una fuerza laboral muy diferente a la de los últimos años.

Se prevé que las fuerzas laborales se volverán mucho más dinámicas a medida que se necesite una mayor flexibilidad en la adquisición de habilidades para satisfacer las necesidades cambiantes, lo que conlleva a una mayor dependencia de trabajadores no tradicionales.

El informe “Los 10 principales riesgos y oportunidades de la industria minera 2020”, realizado por EY, señala que la innovación digital y tecnológica tienen el potencial de generar mejoras sustanciales en la productividad, seguridad y gestión ambiental de la industria minera. Sin embargo, para lograrlo debe requerir de importantes inversiones.

Aterrizando el tema a nuestro país, me gustaría destacar los cinco riesgos y oportunidades de mayor impacto y relevancia en la industria minera para este 2020:

  1. Licencia social
  2. Optimización digital y de datos
  3. Maximización de la actividad de la cartera
  4. Reemplazo de la producción
  5. Futuro de la fuerza laboral

Este informe, de publicación anual, señala hacia dónde va la tendencia en el sector minero en el 2020. Muchos de los temas sugeridos están muy ligados al mercado peruano, algunas con prioridades distintas, pero finalmente con un gran impacto en el país.

Camino digital

Uno de los riesgos, y a la vez oportunidad, de la digitalización y la protección de datos es que permite que tanto la producción y la operación se realice de manera distinta.

En el Perú, no hay resistencia a este cambio digital; de hecho, es algo que ya ha llegado a nosotros. Actualmente, hay empresas que tienen sus equipos muy conectados a sus sistemas informáticos, lo cual les permite capturar información en tiempo real. Esa es solo una parte de lo que realmente es la transformación digital. Hoy en día, en el Perú, es un camino que ya empezó a recorrerse.

Lo importante es ver cuánto interés existe por parte del mercado y cómo se realizará la distribución e inversión del capital de las empresas. Por ejemplo, se evaluó la importancia de la transformación digital en una minera cuando se realizó un seguimiento de las rutas de los camiones dentro de una empresa. Cuando se comenzó a realizar este seguimiento, se obtuvo información que señalaba que algunos camiones consumían más llantas o combustibles que otros.

Al consultar por qué ocurría esta diferencia de consumo (si casi todos los camiones llevaban lo mismo, o hacían la misma ruta) se llegó a la conclusión que algunos conductores realizaban un desplazamiento distinto y, a veces, la hora condiciona el tiempo del transcurso.

Una vez obtenida la información se mejoró el desplazamiento de ruta y el tiempo, lo que hizo que la empresa logre reducir sus costos de traslado, además de mejorar la producción de sus trabajadores.

Optimizar datos

El principal reto es descubrir cuál es la operación que se puede traducir en dato, y cómo la empresa le dará uso a esos datos de la mejor manera con el objetivo de convertirlo en una oportunidad de reducción de costo.

En el informe de este año, nuestros clientes señalan que tanto obtener los datos correctos, así como hacerlos procesables son componentes críticos para liberar el valor de las inversiones digitales

No existe aún un camino colectivo en cuanto a transformación digital. Cada empresa tiene su propio plan, ruta o estrategia en cuanto a su inmersión tanto de manera interna y externa. A estas alturas es difícil calcular un porcentaje de evolución del sector en general, sin embargo, los últimos años el tema se viene escuchando con más fuerza.

Inversionistas, bancos, consultoras, e incluso el propio Estado, son conscientes de que el camino digital ya se inició, pero existen pautas a seguir antes de digitalizar datos de manera eficiente.

El Perú es un país aún incipiente en cuanto a transformación digital, incluso en diversos medios de comunicación se anunció que se pueden subvencionar algunos costos de innovación para motivar a las empresas a apostar por nuevos proyectos. Hoy en día, la innovación tecnológica tiene el potencial de generar mejoras sustanciales en materia de seguridad para la industria minera y favorecerá la licencia social.

Las mineras han logrado un gran progreso en la transformación digital de sus negocios con prácticas casi rutinarias de automatización y analítica. La innovación requiere salir del status quo y podría llevarlos al tan necesario cambio radical para abordar cuestiones estructurales claves en el sector minero.

Las empresas que apostaron por proyectos de innovación son conscientes de que tienen un impacto en el país. La minería es un sector donde el riesgo prima tanto como la oportunidad, las empresas pueden crear valor no sólo para el sector, sino para el país en todas sus dimensiones.

Para más información sobre el sector minería y las soluciones que ofrecemos en EY, visita nuestra página: https://www.ey.com/es_pe/mining-metals


Victor-BurgaVíctor Burga
Socio de Auditoría, EY 

 email

linkedin

Socio de Auditoría de EY Perú. Posee 28 años de experiencia en auditoría financiera de diversas empresas que se desarrollan principalmente en los sectores de minería y petróleo y es el responsable de la industria minera en la división de auditoría en el Perú.  Tiene amplios conocimientos en la aplicación práctica de las NIIF y los US GAAP. Asimismo, posee excelentes conocimientos sobre la implementación de la Ley Sarbanes-Oxley (SOX) referida al diseño y evaluación de los controles de reporte financiero de una compañía.