¿Es necesaria una reforma laboral?

Partamos de una premisa básica: una reforma, entendida como una modificación total de las reglas del juego del mercado laboral, no es necesaria. Sin embargo, y eso es innegable, ciertamente se requiere hacer profundos cambios en algunos aspectos para aligerar las grandes obligaciones de las empresas, pero también garantizar la adecuada protección de los trabajadores.