Más allá de la compensación económica

Cuando nos preguntamos acerca de cómo podemos hacer para motivar más a nuestros equipos, retener y potenciar a nuestros talentos, y transformar lo desconocido en acciones que se traduzcan en beneficios concretos, conviene conocer cómo un conjunto de atributos organizacionales, sociales y personales convergen a generar y proveer lo que denomino “retribución no económica”.