¿Impactamos como queremos?

El desarrollo sostenible es un desafío global y, claramente, para las economías emergentes las brechas son más marcadas. Muchas de estas podrían y son cubiertas en buena parte por el empresariado, socio vital para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).